Mercedes-AMG C 63 Cabrio: 510 CV a la intemperie

Share on Facebook2Tweet about this on Twitter0Share on Google+1

Mercedes-AMG C 63 Cabrio frontal tres cuartos
Hoy va a ser un día movidito con tanta presentación en el Salón del Automóvil de Nueva York. Las puertas no se han abierto para todo el mundo, pero sí para los medios de comunicación. Hemos podido acudir a las primeras ruedas de prensa y poseemos toda la información que nos hace falta para hablar de modelos tan atractivos como el Mercedes-AMG C 63 Cabrio, que es el que nos ocupa en este artículo.

Dos potencias y una edición especial

El verano se disfruta todavía más en un descapotable. Los alemanes, fans número uno de Mallorca, lo saben tanto como nosotros. Por eso se han sacado de la manga un cabrio de los que quitan el hipo.

El Mercedes-AMG C 63 Cabrio monta un motor V8 biturbo de 4.0 litros que puede entregar 476 CV y 650 Nm (Mercedes-AMG C 63 Cabrio) o 510 CV y 700 Nm (Mercedes-AMG C 63 S Cabrio). Son las dos versiones que van a ofertar en agosto, que es cuando está previsto su lanzamiento al mercado, aunque también van a preparar una edición especial denominada Edition 1 para no faltar a la tradición.

Dicha versión estará disponible con las dos potencias que acabo de citar y solo se podrá elegir con pinturas de color blanco: blanco polar, blanco diamante bright y una nueva tonalidad que lleva el sello AMG y se llama Cachemira magno.

Mercedes-AMG C 63 Cabrio lateral 3
La caja de cambios solo puede ser automática (SpeedShift MCT AMG de siete velocidades) y la tracción es trasera. En el mejor de los casos, con el C 63 S Cabrio, puede acelerar de 0 a 100 km/h en 4,1 segundos (una décima más rápido que su hermano) y alcanzar una velocidad punta limitada a 250 km/h (de forma opcional se puede estirar hasta los 280 km/h). El consumo medio es de entre 8,9 y 9,3 l/100 km y las emisiones de entre 208 y 218 g/km de CO2 en ambos casos.

Peso y detalles estéticos

El nuevo descapotable de Mercedes-AMG pesa 1.910 kilos en orden de marcha (el C 63 S Cabrio pesa 15 kilos más). Tiene un capó que es 6 centímetros más largo y dos nervios longitudinales que no pasan desapercibidos. También incluye nuevos flics para que corra el aire y un faldón frontal que reduce la fuerza ascensional en el tren delantero.

Llama la atención que la parrilla frontal esté situada más cerca del asfalto que en la versión convencional. Además, han ensanchado tanto los guardabarros como la parte trasera, donde destacan sus dos salidas de escape dobles cromadas e integradas en el difusor. Las llantas de aleación, por cierto, son de 19 pulgadas, pero en opción pueden llegar a ser de 20. Van montadas en unos neumáticos que varían en función de la elección de la versión y de las llantas.

Mercedes-AMG C 63 Cabrio zaga tres cuartos
La capota del Mercedes-AMG C 63 Cabrio es textil y se puede activar en marcha a velocidades de hasta 50 km/h. Las puertas van sin marco, las ventanillas son completamente escamoteables y el pilar B desaparece. A partir de ahí lo que a uno más le preocupa es disfrutar del buen tiempo entre curva y curva. Su tren de rodaje AMG RIDE CONTROL se encarga de la estabilidad y su suspensión adaptativa también ayuda. Ésta ofrece tres posibilidades: Confort, Sport y Sport Plus.

Habitáculo premium

El interior es tan lujoso como en cualquier otro Mercedes-AMG. Han empleado símil de cuero Ártico en negro para tapizar los asientos y otras partes, mientras que el aluminio se apodera de ciertas molduras. Hay un reloj específico IWC y calefacción integrada en los reposacabezas (AIRSCARF) de forma opcional. También es opcional la capota insonorizante con accionamiento automático que está disponible en rojo oscuro, marrón oscuro, azul oscuro y negro.

Mercedes-AMG C 63 Cabrio interior

Performance Studio pone el equipamiento opcional

Por si todo lo anterior te parece poco, Performance Studio pone a disposición de los futuros clientes del Mercedes-AMG C 63 Cabrio un arsenal de equipamiento muy goloso. A saber:

AMG Performance Studio interior: asientos Performance para el conductor y el acompañante, reposacabezas integrados en los asientos, placas AMG en los respaldos, napa bicolor en red pepper/negro o blanco platino pearl/negro, molduras de fibra de vidrio y molduras de fibra de carbono/aluminio.

Paquete AMG Night: cromo plateado en la lama de la parrilla del radiador, equipo de escape con embellecedores cromados en negro, perfiles A-Wing, listón del faldón trasero, inserciones en los embellecedores laterales y coquillas de los retrovisores exteriores en negro brillante.

Paquete exterior de fibra de carbono AMG I: cromo plateado en la lama de la parrilla del radiador, moldura superior del faldón trasero, inserciones en los embellecedores laterales y A-Wing delantero en fibra de carbono.

Paquete exterior de fibra de carbono AMG II: perfil aerodinámico y coquillas de los retrovisores exteriores en fibra de carbono.

Mercedes-AMG C 63 Cabrio en movimiento
Frenos cerámicos AMG: de 402 x 39 mm en el eje delantero y con discos de freno integrales 360 x 26 mm en el eje trasero. Pinzas de freno con pintura especial y distintivo AMG Carbon Ceramic.

Escape AMG Performance: conmutable con control de la mariposa de escape a través de una tecla.

Te dejo con un vídeo con el que vas a disfrutar. A continuación, no te pierdas la galería de imágenes.

Fotos del Mercedes-AMG C 63 Cabrio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *