Hyundai i30 N; lo que se acerca para el 2017 o el 2018

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+1

hyundai i30 turbo 2015_7
Al cierre del 2013, Hyundai registró la submarca ‘N’ para entrar en el campeonato mundial de rallys con un i20, que es el que se ve en una de las fotos que acompañan al texto. La ‘N’, dijeron en Hyundai, venía de Namyang, urbe donde está asentado el centro de investigación y desarrollo de la marca.

Se da por confirmado entre los periodistas que Kia y Hyundai ya se han aclarado un poco más sobre cómo dividirse el público y los modelos, y a finales del 2017 o principios del 2018, ‘N’ empezará a desplegar versiones deportivas; el primero será el compacto i30 N.

Apuesta por la deportividad

Un i20 N, un Tucson N o un resurrecto Hyundai Coupé quedan en la zona de las cavilaciones y apuestas, pero hay alguna entrevista más seria a directivos que prevén unos cinco modelos de alto rendimiento antes del 2020.

Lo de conjeturar también se aplica para motorizaciones y especificaciones técnicas. En Kia está el Pro Cee’d GT, y en Hyundai está un coche que nos gusta mucho más en Motor a Fondo, que es el Veloster. La versión con 186 CV y cambio automático de doble embrague, aunque un poco morruda en el paso por curvas lentas, da ese gozo de conducir un automóvil que no es un turismo ortodoxo.

El Hyundai i30 N bien podría encajar ese motor de mil seiscientos centímetros cúbicos y turbocompresor. El Veloster, en un momento determinado de su historia, tuvo un ajuste hasta los 201 CV y no veo cuál sería el impedimento para recrudecer las prestaciones sin cambiar el bloque.

hyundai i30 turbo 2015_6
Otras cosas que se han escrito es que los ‘N’ de Hyundai se emparejarían con terminaciones ‘R’, ‘RS’, ‘AMG’, ‘M’… A mí me parece que la tesis de un Hyundai i30 con más de 300 CV y tracción integral está algo hueca. Los modelos deportivos sacados de compactos, ésos que dicen ‘compactos calientes’, son accesorios y reportan poco en lo pecuniario, pero le dan tono a la marca. Eso se me acomoda más como un primer paso de Hyundai; las adaptaciones de circuito y precios más disparatados sería una materia para abordar más adelante, cuando Hyundai hubiera reclutado un buen puñado de parroquianos apegados a la nafta y las cifras entorno a los 200 CV.

Aunque no se le ha hecho ninguna publicidad, Hyundai vende en España un i30 de cinco puertas con ese propulsor de 186 CV que va en el Veloster. No lo he probado dentro de este coche, pero me da la impresión que ha de ser agradable y su precio es bastante correcto. El i30 N del 2017 ó 2018 creo que se pondría más en el lado de los GTI y los ‘ST’, maquinaria que va de los 230 a los 250 CV.

Esperaremos a que los surcoreanos muevan ficha antes de escribir más sobre este asunto.

Nota: las imágenes, salvo la del i20 WRC, son del i30 Turbo 186 CV que se ha mencionado antes. En España sólo está disponible con cinco puertas, pero dejo algún retrato del tres puertas que se distribuye en otros países.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *