El Ford Focus IV podría debutar en el 2018 con modificaciones diesel EcoBlue

Share on Facebook1Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

focus rs tres generaciones
Igual que ha sucedido con todos sus ascendientes, los Focus agotan sus generaciones con la entrada de las variantes RS. A partir de ahí, la rama se seca, se corta y brota otra nueva. La división Ford Performance recién ha sacado a la venta el Focus III RS, y ya hay fotógrafos retratando coches mula del siguiente Focus en paisajes nevados.

Listo en menos de dos años

La conjetura es que el cuarto Focus ha de llegar en el 2018, en el centro de las permutaciones de sus contendientes. Opel acaba de renovarse con el Astra en el 2016, y terminará de desplegar la gama entera en el 2017. De Renault y su Mégane, se puede contar la misma novela. El Golf de Volkswagen, como otro de los más peleones en este segmento, tendrá el salto al octavo modelo en el 2019. Con esto, el de Ford calcula con prudencia lo que hace y se postula para un año donde los rivales no estarán haciendo gran cosa.

Hay más compactos que se deben poner al día en los próximos 48 meses; los surcoreanos del i30 y el Cee’d, y los japoneses del Civic y el Impreza, por ejemplo. Las ventas son imprevisibles, y cualquiera de los que ahora dan aspecto de secundarios suben a actor principal en un parpadear. Pero el pulso que han mantenido todos ellos en España, hasta ahora señala que el Focus se quedará como un referente.

Modelos más grandes

Un nuevo Ford Fiesta está muy cerca, tal y como se contó en un artículo reciente; es un modelo que encadenará una serie de actualizaciones en otros Ford. El Fiesta crecerá en tamaño y lo mismo hará el Focus; serán dos coches que cargarán algo más sus precios para dar entrada a otra manera de entender el Ford Ka. Suponiendo que el prototipo pase a fábrica, el Ford Ka III abandonará el esqueleto que desarrollaron con Fiat para el 500 y el Ka, y éste pisará un poco en las medidas del Fiesta presente.

Oferta EcoBoost y oferta diesel EcoBlue

En la mecánica del Focus se insistirá con los EcoBoost de gasolina, pero hay una pertinacia muy grande en el diésel. Ford produce una monstruosa cantidad de propulsores a gasoil en Europa y me parece que no van a dejar vacante una plaza que les ha costado mucho dinero conseguir. Los TDCi, que en su origen fueron tomados de PSA (Peugeot/Citroën), mutarán algunos de sus componentes y gestión informática, alumbrando unos bloques de apellido ‘EcoBlue’. Esta nomenclatura es la patente más reciente que ha registrado Ford.

motor tdci 2500 centimetros cubicos

Propulsores alternativos en el aire

El Focus III que está en los concesionarios españoles permite una variante de gasolina y GLP, aunque sólo en la carrocería de 5 puertas. El que le suceda veremos si juega más fuerte en este cerco o si mira hacia la hibridación con electricidad. La tracción total en el Focus 2018 es materia que igualmente hemos discutido hace bien poco, pero se respira más como una analogía de los Octavia Scout o los León X-Perience, es decir, únicamente para las formas familiares.

La última cuestión que queda en la bandeja de las cavilaciones es si hay que traer al Focus Sedán de regreso a la Península Ibérica, pero los más técnicos seguramente están más interesados en saber qué es esto del diésel EcoBlue. ¿Combinación de filtro antipartículas con un sistema de lavado de residuos por líquido de urea? Probable; es justamente lo que ha hecho PSA con el BlueHDi, y ya se ha dicho aquí que PSA le dio a Ford la tecnología de inyección diésel por ‘conducto común’… Así que huroneemos entre lo que Ford nos permita ver, reportaremos datos.

Nota de redacción: las fotos corresponden a las tres generaciones de Focus RS y a un motor TDCi 2.5 DuraTorq del 2015.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *