Explosión de un teléfono móvil dentro de la guantera
Esto lleva días andando por la red como curiosidad científica y reabriendo el debate de la seguridad de los teléfonos móviles, tema espinoso que los fabricantes eluden. He estado intentando rastrear el origen y las fuentes, pero lo más cerca que he llegado es a Mexico; de allí parecen proceder las imágenes. Así que asumamos el artículo más como una curiosidad que como una noticia de rigor.

Así quedó el coche cuando un teléfono móvil que estaba guardado dentro de la guantera explosionó por exceso de temperatura en el habitáculo. Parabrisas agujereado y salpicadero derretido por corrosión de la batería, que liberó su contenido y potenció su erosión gracias al calor desmesurado.

La temperatura de un automóvil negro parado bajo el sol en localizaciones calurosas necesita menos de veinte minutos para subir a 44º, punto en el que un anciano en estado delicado o un bebé mueren de hipertermia. En Estados Unidos se registraron más de 300 incidentes fatales el año pasado. El más típico es el de la persona que deja el vehículo aparcado frente al supermercado con el perro dentro. Cuando vuelve cargado de bolsas media hora más tarde, oh, disgusto, el chucho está tieso.

Explosión de un teléfono móvil dentro de la guantera

Sin ventilación, 65º

Las baterías de litio que deflagran han causado varios desaguisados a estas alturas, especialmente en los momentos en que más se calientan (durante su proceso de recarga). El litio es más de entretiempo; el verano y la playa le gustan poco si no se dispone de un buen sistema de ventilación.

Explosión de un teléfono móvil dentro de la guantera
Con todo cerrado y el sol martilleando la carrocería y los cristales, en un lugar como Sevilla en pleno agosto, se pueden medir más de 65º fácilmente dentro de un coche. Si existe algún defecto de fabricación leve en la batería del móvil y lo has guardado dentro de la guantera para que no esté a la vista de los amigos de lo ajeno…