El primer motor diésel de la historia de Bentley llega al Bentayga

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

bentley-bentayga-diesel-2
Más de uno pensará que se han pasado al lado oscuro. Sacrilegio, apostasía, profanación… Palabras que suenan a pataleta absurda. Me parece bien que Bentley haya ampliado sus miras decantándose por un motor diésel por primera vez, aunque me gustaría ver más novedades eléctricas e híbridas tanto Crewe como en otras partes del mundo.

Un propulsor ya conocido

El Bentley Bentayga Diesel es toda una realidad le duela a quien le duela. A los británicos no les ha costado mucho tomar la decisión porque sus primos alemanes han sido generosos. Viviendo bajo el paraguas del grupo VAG las cosas siempre son más fáciles, aunque primero debes asegurarte de que no te están metiendo un filtro de esos tramposos.

El motor que monta el SUV de lujo es el mismo que podemos encontrar bajo el capó del Audi SQ7 TDI. Se trata del V8 de 4.0 litros, capaz de entregar 435 CV de potencia (entre las 3.750 y las 5.000 rpm) y 900 Nm de par máximo (entre las 1.000 y las 3.250 rpm). Trabaja asociado a una caja de cambios automática ZF de ocho velocidades.

bentley-bentayga-diesel-5

Más lento, pero más ahorrador

Las prestaciones, aunque no tan buenas como las del Bentayga con motor gasolina W12 TSI de 6.0 litros, no dejan de ser extraordinarias: de 0 a 100 km/h en 4,8 segundos (7 décimas más lento) y 270 km/h de velocidad punta (31 km/h menos).

Las buenas noticias llegan a la hora de hablar de consumos y emisiones. Gasta una media de 7,4 l/100 km (5,4 l/100 km menos) y emite 210 g/km de CO2 (82 g/km menos). Está lejos de lo que registran la mayoría de utilitarios diésel del mercado, pero es todo un éxito para un coche de semejantes dimensiones con una potencia considerable.

Diésel que suena a gasolina

Por lo que hemos podido saber, Bentley ha trabajado en la insonorización del Bentayga Diesel. Conscientes de que sus clientes no se conforman con cualquier cosa, han hecho todo lo posible por rebajar el clásico ruido y los traqueteos de un motor diésel. El sistema de escape es silencioso y ha sido diseñado expresamente para minimizar el problema que hace que algunos prefieran los propulsores gasolina.

bentley-bentayga-diesel-14

No es difícil reconocerlo

Para diferenciarlo del Bentayga que presentaron el año pasado nos podemos fijar en su parrilla delantera negra, que ahora luce un marco cromado que le sienta francamente bien. Las llantas de aleación de serie son de 20 pulgadas y 10 radios, pero siempre estás a tiempo de pedirte unas de 21 pulgadas dejándote seducir por los diseños de Mulliner Driving Specification.

Precio y disponibilidad

Las primeras unidades llegarán a España a principios de 2017. Lo harán a un precio que debería rondar los 200.000 euros con los impuestos incluidos. Más adelante también podremos disfrutar de una versión híbrida que deberían presentar el año que viene.

Artículo recomendado: Bentley trabaja en el Bentayga Speed, una versión todavía más potente.

Fotos del Bentley Bentayga Diesel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *