El Audi más seguro de la historia

Share on Facebook1Tweet about this on Twitter0Share on Google+1

Audi A8 L Security frontal
En Frankfurt vamos a ver el que a día de hoy se ha convertido en el Audi más seguro de la historia. Se trata del A8 L Security, un vehículo pensado para proteger a políticos, empresarios y todo tipo de celebridades que quieran evitar cualquier disgusto.

La berlina alemana evoluciona para cumplir con los requisitos de la categoría VR 9 de protección balística, que es la más estricta que existe a la hora de medir la seguridad civil en coches de producción.

Materiales ligeros y resistentes

Su célula de seguridad está fabricada con materiales que lo soportan todo. Aleaciones especiales de aluminio, tejido de aramida, aceros conformados en caliente… Todo ello sin descuidar el peso, que es inferior al de su antecesor.

El acristalamiento también ha mejorado y hasta es capaz de resistir determinadas cargas explosivas si tenemos en cuenta las normas ERV 2010. Se fabrica en Neckarsulm, pero también se ensamblan piezas en otra factoría de una empresa dedicada a la seguridad cuyo nombre no ha trascendido.

Audi A8 L Security interior

Soluciones de emergencia

En opción, Audi puede incluir todo tipo de elementos de seguridad como un equipo de extinción de incendios, un sistema de salida de emergencia patentado, o un sistema de aire fresco de emergencia. Lo que viene de serie es el desbloqueo selectivo de las puertas, un módulo blindado de comunicaciones situado en la zona de equipajes y un sistema que te permite comunicarte desde fuera del coche.

Pese a ser un coche tremendamente equipado, es bastante ligero gracias a la utilización del aluminio. Eso sí, no puede soportar más de 600 kilos de carga útil, una cifra que sin embargo es la mejor de su segmento.

Dos motores y una tracción: quattro

Su motor de acceso es un 4.0 TFSI V8 biturbo que entrega 435 CV y 600 Nm de par máximo. Si quieres más, siempre puedes pedir el W12 FSI de 500 CV y 625 Nm de potencia. Sus prestaciones son envidiables, pero su velocidad máxima está limitada electrónicamente a 210 km/h. ¿Por qué “tan poco”? Pues porque monta unos neumáticos especiales que le permiten rodar incluso estando pinchados, pero a su vez no pueden soportar altas velocidades. Es la única berlina blindada del mercado con tracción quattro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *