Detectar problema en los amortiguadores
El rendimiento del sistema de amortiguación de cualquier vehículo de más de dos ruedas afecta a la dirección, los neumáticos y la carrocería. Por lo tanto es fundamental para la seguridad en carretera. Por eso es importante detectar a tiempo el momento en el que toca cambiar los amortiguadores, para que tu coche mantenga una buena estabilidad en todo nivel. Presta atención a los siguientes signos, y te darás cuenta de cuándo visitar a un mecánico.

Si en el momento de pisar el freno notas que la parte delantera de tu coche se inclina demasiado, es posible que los amortiguadores necesiten una revisión. También cuando al estar en un terreno irregular con las luces de cruce encendidas detectas que los faros vibran demasiado, es conveniente que consultes a un técnico de confianza para darle una revisión a los amortiguadores.

Otro signo de deterioro de la amortiguación es que los neumáticos se desgasten de forma irregular o rápidamente. También será evidente cuando el volante vibre mucho cuando giras en curvas, eso es muy probable que se deba a fallos en la amortiguación.

Siempre es fundamental escuchar atentamente los ruidos del vehículo, y si percibes ruidos fuertes en la parte delantera o trasera, casi seguro son fallas en los amortiguadores. Al mismo tiempo presta atención si el vehículo pierde cierta velocidad en presencia de vientos. Si esto sucede puede desestabilizar el auto y ponerte en peligro.