Consejos para no sobrecalentar el motor de tu automóvil

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+1


Atender la mecánica y el mantenimiento de un motor es fundamental para cuidar la salud del automóvil. No obstante, también podemos mejorar su funcionamiento sin necesidad de abrir el capó; sólo debemos conocer un poco las limitaciones del motor durante la conducción. ¿Estás pensado hacer muchos kilómetros en tus vacaciones? ¿Te preocupa el sobrecalentamiento del motor? Entonces lee los siguientes consejos.

¿Por qué se sobrecalienta un motor?

No importa cuál sea el modelo de tu vehículo; los motores funcionan como el corazón humano, cualquier abuso de sus límites puede generar resultados nefastos. En algunas ocasiones, el motor no llega a sobrecalentarse del todo, pero puede dejar de funcionar óptimamente y echar a perder piezas básicas del vehículo.

Un calentamiento severo del motor puede suceder por dos sencillas razones; o bien por daños en los diferentes componentes del bloque de refrigeración, o por complicaciones en la lubricación del motor. En la mayoría de los casos, el motor comienza a echar humo por algún fallo en los niveles de temperatura. La función del refrigerante es mantener una temperatura entre 85ºC y 95ºC, pero de verse comprometido, los números pueden multiplicarse.


Los motores de hoy en día poseen diferentes fórmulas para evitar su sobrecalentamiento. Cuando el sistema refrigerante no absorbe bien la temperatura una vez llegados a los 72ºC, se abre un termostato más grande para disminuir el calor. Si aun así el motor alcanza los 95ºC, se le une la función del ventilador. Es decir; es complicado que todos los sistemas fallen, pero puede darse el caso. Pero, ¿por qué? Porque solo el 20%-30% de la energía liberada por el combustible es útil para el empuje del vehículo, el resto de la energía acaba en diferentes formas de calor. A eso debemos sumar que si el día es caluroso, el motor lo notará mucho más.

El sobrecalentamiento del motor también puede nacer en las paredes interiores de los cilindros. Un cilindro puede alcanzar temperaturas aproximadas a los 800°C, algo que pone a prueba constantemente la calidad y el buen mantenimiento del sistema de refrigeración.

Consejos para enfriar o no sobrecalentar el motor de tu coche

Lo síntomas de un motor sobrecalentado son fáciles de reconocer ya que en muchos casos son visuales. Si ves salir humo blanco por las rejillas superiores de tu capó, no quiere decir que se haya quemado irreversiblemente tu motor; puede que sea vapor generado por un simple recalentamiento (sin averías). Los consejos para no sobrecalentar el motor de tu automóvil son los siguientes:

  • Si notas humo o vapor saliendo del capó, apaga inmediatamente el aire acondicionado y baja las ventanillas.
  • Al igual que sucede con los pomos durante los incendios, toca levemente el capó (intenta palpar todas las zonas) para comprobar su temperatura. Si está muy caliente, espera que el coche se enfríe un poco.
  • Debes revisar cuidadosamente dónde se produce la fuga de humo sin llegar a tocar nada, ya que algunas zonas del motor pueden quemar. Recuerda además que no es recomendable echarle agua al depósito cuando está muy caliente.
  • A pesar de que parezca equívoco, a veces los motores se calientan demasiado porque un conductor hace demasiadas paradas con el vehículo. Es lo que muchos llaman un fallo “stop and go driving” (parar y seguir la conducción). Es decir; cuando el sistema refrigerante no llega a alcanzar nunca la temperatura que necesita para actuar, el motor se recalienta “a plazos”. Digamos que es una especie de sobrecalentamiento silencioso y pautado.
  • Si te ves en mitad de un gran atasco, sabiendo que el tiempo de espera puede prolongarse demasiado, quizás sea un buen momento para apagar el motor.

  • Una vez el motor haya recuperado su temperatura, puedes girar la tapa del líquido refrigerante para comprobar sus niveles. Puedes agregar refrigerante y agua al radiador, con una proporción de 50/50.
  • Una vez apagado durante al menos un par de horas, trata de encender nuevamente el vehículo, atendiendo a la temperatura en el tablero de instrumentos. Apaga inmediatamente el vehículo si la temperatura sigue siendo alta. En caso de notar síntomas irreversibles, no dudes en llamar a un mecánico.

El siguiente video nos explica las causas de un sobrecalentamiento en el motor del automóvil y cómo evitarlas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *