Compensaciones por el dieselgate en Europa: de momento, ninguna.

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

VAG emisiones
‘Automotive News’, que me parece que es el medio que mejor tiene puesta su sonda en el asunto de los gases de Volkswagen, recién publica que los alemanes no ofrecen compensación alguna a los europeos por el embuste de los consumos y emisiones.

En Estados Unidos se ha hablado de una especie de tarjeta regalo para tapar la hemorragia, pero citando textualmente lo que pone en ‘Automotive News’, a los clientes europeos sólo «se les molestará lo menos posible cuando haya que hacer llamadas a revisión.»

Los 3.0 TDI V6 también estaban invitados a la fiesta

Hace escasos días publicábamos la lista oficial de los afectados en la distorsión de datos con el CO2, materia que implicaba a coches diesel y gasolina. Esta novela está por ver cómo termina, pero la del ‘Diesel Limpio’ (CleanDiesel) sigue publicando un tomo tras de otro. Los motores 3.0 TDI V6 también están salpicados por esta viruela de NOx, y sea esto último una calumnia o una realidad, entramos en un bucle al que no se le alcanza a ver un horizonte o un punto y final.

En Europa, de ser certera esta información sobre los diesel de seis cilindros, los modelos atufados serían el VW Touareg, el Porsche Cayenne y una ristra dolorosa de Audi: Audi A5, Audi A6, Audi A7, Audi A8, Audi Q5, Audi SQ5 y, por descontado, el Audi Q7.

V6 TDI

Cuesta abajo y sin frenos

La canción popular que mejor se le acomodaría a lo del grupo VAG es aquella del ‘I just can’t get enough, I just can’t get enough…’ Se tomen las decisiones desde la junta que se quieran tomar, la cuestión no está en cómo caer de pie y perdiendo el mínimo dinero, sino en cuántos años van a arrastrar esta impopularidad.

Para un miembro del lego que sólo busca comprar un coche, tal vez esto represente de una vez por todas un salto de lo fósil a lo eléctrico o lo hidrogenado, porque insistir con propaganda en que el tema se ha solucionado únicamente nos volverá a todos más escamones. Todos los fabricantes están ahora obligados a tomar un paso enérgico y enseñar algo más audaz que los híbridos y los turbos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *