Cómo estacionar en espacios pequeños
Si deseas estacionar en la acera entre dos coches aparcados en batería, toma nota de estos consejos para maniobrar con comodidad en cualquier espacio, aunque sea pequeño. Recueda que la mejor forma de estacionar es en marcha atrás. Primeo obviamente encuentra el sitio en el que deseas estacionar. Cuando lo hagas, deja aproximadamente un vehículo de distancia entre el lugar que has seleccionado para estacionar y el paragolpes trasero de tu coche.

A continuación, frena y toma como punto de referencia la última línea que marca el segundo estacionamiento. Deja un poco más de medio metro de distancia entre tu vehículo y los estacionados en paralelo. Coloca la marcha atrás, asegúrate por los espejos retrovisores de que no pasa nadie por detrás. Comienza a retroceder despacio hasta que el volante de tu automóvil y la demarcación del segundo espacio, dibujada en el suelo, queden alineados, formando una línea imaginaria.

Entonces vuelve a mirar por los espejos retrovisores para cerciorarte que no hay nadie ni nada que pueda impedir en estacionamiento. Una vez que hayas alcanzado esa línea imaginaria, comienza a girar el volante por completo hacia el costado en donde se encuentra el lugar vacío. Realiza el movimiento de desplazamiento lentamente, de una forma lenta y suave para poder rectificar si no vas bien. Utiliza siempre los espejos retrovisores para controlar que estés entrando correctamente la parte trasera del coche en el espacio elegido.

Antes de que el auto quede alineado con las franjas pintadas que demarcan el estacionamiento, comienza a girar el volante suavemente con el fin de enderezar las ruedas delanteras. Calcula, aproximadamente, una vuelta y media o dos del volante para terminar de colocar el coche recto. Frena antes de tocar la pared o coche aparcado justo detrás. Coloca el freno de mano, apaga el motor y relájate. Misión cumplida. ¿Verdad que no era tan difícil? Con el tiempo verás como lo haces casi con los ojos cerrados. Todo es cuestión de práctica.