BMW i8 Mirrorless: cambiando los retrovisores por cámaras

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

BMW i8 Mirrorless 2
El que puedes ver en las imágenes es un BMW i8 sin espejos retrovisores. En su lugar han colocado un sistema de cámaras que cumple con la misma función, por lo que estamos ante un avance tecnológico que podría acabar con los retrovisores exteriores convencionales para siempre.

Ya habíamos visto algo así en numerosos prototipos, pero nunca se había creado un sistema tan próximo al de un modelo de producción. En BMW Group quieren ser pioneros y de momento van por buen camino.

El futuro no se mira en un espejo

A cada lado del BMW i8 Mirrorless hay una cámara de diminutas dimensiones. Van colocadas en unos enganches aerodinámicos mucho más discretos que los retrovisores actuales. Además, hay una tercera cámara en el borde superior del parabrisas trasero que sirve para mostrar imágenes de lo que tenemos detrás en un monitor que sustituye el espejo interior de toda la vida.

La parte positiva es que cubre un ángulo de visión superior y no es necesario hacer ajustes. Además, el ángulo muerto desaparece por completo y no es difícil ver a motoristas que se aproximan desde otro carril haciendo de las suyas.

El monitor en cuestión mide 300 milímetros de ancho y 75 milímetros de alto. Es un poco más grande que los espejos retrovisores actuales, pero cuenta con un diseño más atractivo. Su carcasa es redondeada y el tráfico trasero se muestra de forma panorámica. Y no solo eso, sino que cuenta con una función que es capaz de detectar peligros para ponernos en aviso.

BMW i8 Mirrorless 4
Un buen ejemplo de esto último es lo que puede suceder cuando ponemos el intermitente para cambiar de carril y un coche se aproxima por detrás a gran velocidad. En ese momento se enciende un icono de color amarillo que aumenta su tamaño a medida que el peligro que nos ronda se va acercando.

Beneficios para el conductor y los pasajeros

El conductor no es el único que se beneficia de Mirrorless. BMW nos cuenta que los pasajeros pueden disfrutar de una visión lateral frontal del coche más despejada. Además, el monitor evita cualquier tipo de deslumbramiento directo y podemos ajustar el contraste. Por otra parte, los pasajeros también ven el tráfico en el monitor, lo que les permite salir del coche en el momento oportuno, evitando abrir la puerta si hay peatones o ciclistas cerca, o si viene un coche por el carril contiguo.

Más aerodinámico y menos ruidoso

Las sujeciones de las cámaras no solo son aerodinámicas, sino que también presumen de ser Aero acústicas. Eso significa que registran un bajo coeficiente Cw que reduce el consumo del vehículo, al tiempo que generan un bajo ruido de viento.

Lentes resistentes

Las lentes de las cámaras están hechas con Gorilla Glass, un cristal fino y robusto que se utiliza en muchos dispositivos que cuentan con pantalla táctil. No se rompe ni se ralla con facilidad y le cuesta ensuciarse. También puede calentarse y no requiere ningún tipo de mantenimiento para ofrecer imágenes nítidas en cualquier situación climatológica y con situaciones de luz de todo tipo.

Para terminar, decir que en este BMW i8 Mirrorless la anchura del BMW i8 se reduce en 1,942 milímetros, ya que las sujeciones terminan justo en la anchura de las alas traseras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *