Bentley Flying Spur V8 S: lujo sin límites

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Bentley Flying Spur V8 S 11
Bentley ha maximizado el concepto de lujo y deportividad desarrollando el Flying Spur V8 S, una versión de las que dejan sin aliento a los que están acostumbrados a moverse con coches de gran cilindrada.

Los británicos se van a llevar la berlina al Salón del Automóvil de Ginebra, donde esperan cerrar más de una venta a precio de escándalo.

Un V8 más potente

Se sitúa entre el Flying Spur V8 y el topo de gama, que es el que monta un motor W12 que para muchos ya debería ser cosa del pasado. En este caso estamos hablando de un V8 biturbo de 4.0 litros capaz de entregar 21 CV más que el V8 a secas, lo que significa que su potencia se va hasta los 528 CV.

Con dicha cifra, y con un par motor máximo de 680 Nm (173 más que la versión sin la “S”), me parece normal que sea capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 4,6 segundos (seis décimas más rápido) hasta alcanzar una velocidad máxima de las que solo deberían ponerse a prueba en circuitos: 306 km/h (11 km/h más).

Consumo idéntico

A pesar de que las prestaciones son mejores y la ganancia de potencia es considerable, este Bentley Flying Spur V8 S registra el mismo consumo que su hermano menor. Son 10,9 l/100 km de media que no deberían preocupar al tipo de cliente que se compra un coche como este. Para lograrlo, entre otras cosas, han recurrido al sistema de desconexión de cilindros.

Bentley Flying Spur V8 S 2
La caja de cambios es automática ZF de ocho velocidades, mientras que la suspensión y el sistema de tracción total han sido optimizados para mejorar su dinamismo. No hay que olvidar que estamos ante un coche de 5,3 metros de longitud y casi dos toneladas y media.

Por dentro y por fuera

A nivel estético, podemos destacar que monta unas llantas de aleación de 20 pulgadas, aunque de forma opcional podemos pedir unas de 21 pulgadas con decoración bitono. No le faltan los emblemas V8 S en el pilar C, la parrilla de color negro o un difusor específico.

Para terminar, decir que en el interior nos topamos con asientos bitono que pueden pedirse con bordados en forma de diamante, conectividad Wi-Fi, inserciones decorativas en madera negro piano, volante de tres radios, tapizado de techo en contraste y un sistema multimedia trasero que es opcional.

Es probable que dentro de dos semanas conozcamos su precio de venta, que no será bajo teniendo en cuenta que el Flying Spur V8 cuesta más de 220.000 euros.

Fotos del Bentley Flying Spur V8 S

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *