Audi SQ7 TDi: 435 CV y compresor eléctrico

Share on Facebook2Tweet about this on Twitter0Share on Google+1

Static photo, Colour: Sepang Blue
Audi ha ampliado la gama Q7 lanzando su modelo más potente, un diésel que llega con una serie de mejoras dinámicas y un compresor eléctrico que es novedoso a nivel mundial.

Se pondrá a la venta esta misma primavera a un precio que partirá desde los 89.900 euros en Alemania. En el mercado español todavía no han facilitado su tarifa, pero lo más normal es que cueste unos cuantos miles de euros más.

Detalles distintivos

Este Audi SQ7 TDi es algo más largo que el resto de versiones del Q7, ya que se va hasta los 5,07 metros de longitud. Además, es fácil reconocerlo por una serie de elementos aerodinámicos y estéticos diferenciadores, como por ejemplo las entradas de aire en los laterales de los paragolpes, las cuatro salidas de escape, las llantas de diseño exclusivo o las coquillas de los retrovisores exteriores en acabado metalizado.

Un par motor brutal

Su motor es un V8 de 4.0 litros que entrega 435 CV y 900 Nm de par máximo desde las 1.000 rpm hasta las 3.250 rpm. La caja de cambios es automática de ocho velocidades y sus prestaciones son espectaculares teniendo en cuenta que es un mastodonte: acelera de 0 a 100 km/h en 4,8 segundos y alcanza los 250 km/h de velocidad punta limitada electrónicamente. Consume una media de 7,4 l/100 km y emite 194 g/km de CO2.

Static photo, Colour: Sepang Blue

Así funciona la sobrealimentación

El funcionamiento de su sobrealimentación es lo que más nos llama la atención de este Audi SQ7 TDi. Por un lado hay dos turbos accionados por los gases de escape que funcionan de forma secuencial. Uno trabaja a bajo y medio régimen, mientras que el otro entra en acción cuando el coche se siente más exigido. El compresor eléctrico no actúa incidiendo sobre el motor de forma directa para sobrealimentarlo, sino que comprime el aire en el sistema de admisión para ayudar al primero de los turbos en regímenes de rotación bajos y mejorar la respuesta del motor cuando se pisa el acelerador.

Dicho compresor eléctrico es capaz de girar a más de 70.000 rpm y funciona gracias a un motor eléctrico que se nutre de un sistema de 48 voltios formado por una batería de 48 voltios de iones de litio y un generador eléctrico.

Características

Los amortiguadores son de dureza variable y los muelles son de tipo neumático, mientras que algunos componentes de la suspensión están fabricados con aluminio. Las llantas de aleación son de 20 pulgadas y van montadas en unos neumáticos de 285/45, pero de forma opcional se pueden pedir de 21 o 22 pulgadas. Los frenos, meses después de su lanzamiento, podrán ser carbocerámicos.

Static photo, Colour: Sepang Blue
Audi nos cuenta que el chasis del SQ7 TDi es muy avanzado, ya que incorpora una dirección electromecánica a las cuatro ruedas que es más directa porque sufre menos desmultiplicación. La tracción es integral de serie y cuenta con barras estabilizadoras de tipo activo, así que no hay que temer por los balanceos.

Para terminar, decir que le habitáculo es muy similar al del resto de la gama Q7. Se puede destacar que el volante es de tres radios y que hay inserciones de fibra de carbono tanto en el salpicadero como en las puertas. Los asientos pueden ser Sport y Sport Plus, mientras que las luces se pueden pedir de tipo Matrix LED. Hay doce colores para la carrocería, varios tipos de tapicería en cuero y Alcántara y combinaciones de costuras de lo más diversas para disfrutar de un interior hecho al gusto del consumidor.

Artículo recomendado: Audi Q7 2015: toda la información, un vídeo e imágenes

Fotos del Audi SQ7 TDi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *