Alfa Romeo Giulia: especificaciones de los motores de 2.0 y 2.2 litros

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Alfa romeo Giulia frontal
El Alfa Romeo Giulia más bestia es el Quadrifoglio Verde, el que monta el motor de 2.9 litros capaz de entregar 510 CV de potencia para hacer las delicias de los más exigentes. Gracias a él pueden decir que han fabricado el sedán de cuatro puertas más rápido que se ha visto en Nürburgring, puesto que completó una vuelta rápida al circuito en 7 minutos y 39 segundos, un tiempo que mejora el de colosos de la talla del Lamborghini Murciélago o el Chevrolet Camaro ZL1.

Un gasolina 2.0 y cuatro diésel 2.2

Como no todo el mundo va a tener el dinero suficiente como para adquirir la versión más cañera del Alfa Romeo Giulia, la firma italiana ha montado motores más mundanales y asequibles. Me refiero a los de 2.0 y 2.2 litros, que a decir verdad tampoco se quedan cortos en cuanto a prestaciones.

– 2.0 GME T4 gasolina: 200 CV y 300 Nm de par máximo para acelerar de 0 a 100 km/h en 6,6 segundos. Consume una media de 5,9 l/100 km. La caja de cambios es manual de ocho velocidades.

– 2.2 JTDM diésel: 150 CV y 380 Nm de par máximo para acelerar de 0 a 100 km/h en 7,9 segundos. No hay noticias sobre el consumo medio, pero sí sabemos que la transmisión es manual de seis velocidades.

– 2.2 JTDM diésel: 180 CV y 380 Nm de par máximo que le permiten acelerar de 0 a 100 km/h en 7,2 segundos. El consumo mixto es de 4,2 l/100 km y la caja de cambios manual de seis velocidades.

– 2.2 JTDM diésel: 180 CV y 450 Nm de par máximo para pasar de 0 a 100 km/h en 6,8 segundos. Consume una media de 4,2 l/100 km y su transmisión es automática de ocho velocidades.

– 2.2 JTDM diésel: 180 CV y 450 Nm de par máximo para acelerar de 0 a 100 km/h en 6,9 segundos y consumir una media de 3,8 l/100 km. La caja de cambios es automática de ocho velocidades.

Alfa Romeo Giulia blanco
Solo el motor gasolina de 2.0 litros está disponible con tracción a las cuatro ruedas. Y la gran pregunta es… ¿cómo es posible que las versiones diésel más potentes consuman menos que la de 180 CV y 380 Nm de par máximo? La explicación la encontramos en un paquete llamado Eco que viene incluido en ambas. Ofrece soluciones de ahorro de combustible similares a las que BMW ofrece en su 320d EfficientDynamics o Audi ofrece en su A4 2.0 TDI ultra.

Artículo recomendado: El Alfa Romeo Giulia se retrasa por los “crash test”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *